10automoviles.com lo que esperabas sobre autos
10automoviles.com es un portal dedicado a los automoviles

 

Automoviles

Marcas y modelos, descripción e historia

Top 10, sección con historia, mas vendidos, mejor aceptado y mucho más.

Historia del automovil


Partes
Partes del automovil
Carburador

Sistema de dirección
Embrague
Frenos
Turbo cargadores
Sistema de inyección
LLantas

Consejos y mecánica
Todos los artículos

Tunning
Tunning de autos

Deportes en automovil
4x4

Accesorios
Aire acondicionado

Mantenimiento
Aceite para motores
Filtros

Compra y venta
Publique su carro
Todos los paises
Consejos para comprar

Ventajas de vender así

Glosario
siglas sobre automoviles


 

Alfa Romeo

La sociedad Anonima Lombarda Fabrica Automobili, A.L.F.A., se constituyó en 1910 en el polígono industrial que construyó Alessandro Darracq en Portello, Milán, en 1907. A las órdenes del Cavalieri Ugo Stella, Alfa Romeo produjo una serie de modelos que lograron en muy poco tiempo que la marca fuera competitiva en el mercado y destacara por su rendimiento y manejabilidad: el 24 HP, que fue el primer auto que realmente se pudo llamar ALFA, y los distintos modelos que se derivaron del mismo, como los modelos 40-60 HP, que disponían de motores más potentes.

Alfa Romeo volvió a embarcarse en el mundo de las competiciones, que se había detenido en 1915 cuando la compañía se dedicó a producir material bélico, y pasó a formar parte de una corporación empresarial que presidía Nicola Romeo. En 1919, cuando terminó la guerra, volvieron a fabricarse autos de producción y en 1920 se fabricó el primer auto con el logotipo de Alfa Romeo: el Torpedo 20-30 HP. Y vuelta a las competiciones.

En los años veinte, la compañía atravesó otra crisis relacionada con su principal accionista, la Banca Italiana di Sconto. De hecho, en 1927 se llegó incluso a barajar la idea de cerrarla. Pero la fama que se había labrado Alfa Romeo tanto en Italia como en el extranjero hacía impensable la desaparición de la compañía. La marcha de Nicola Romeo en 1928 coincidió con la llegada de los autos de seis cilindros, más ligeros, rápidos y temperamentales. Conducir se convirtió en una pasión y en un auténtico símbolo de estatus. Se comenzó a fabricar en masa y en 1929 nació la Escudería Ferrari, exclusivamente dedicada a las competiciones.

A finales de1932, Alfa Romeo volvió a cambiar de manos. Fue la última hasta su adquisición por parte de Fiat muchos años después.

El I.R.I. (Instituto para la Reconstrucción Industrial) adquirió Alfa, que anunció su retirada del mundo de la competición. En lugar de bajo el trébol, los rojos de Milán siguieron compitiendo bajo la bandera del caballo rampante de Ferrari, que representaba a Alfa Romeo en las competiciones. A las órdenes de Gobbato, se modernizaron las plantas, se introdujo la producción en masa y se comenzaron a fabricar camiones y autobuses. En la segunda mitad de los años treinta, la compañía atravesó uno de sus mejores momentos. Continuó participando en eventos deportivos. En 1937, Gioacchino Colombo sustituyó a Vittorio Jano y en 1938 se creó la Escudería Alfa Romeo. La faceta deportiva se vio influida por el clima político y las sanciones: Mussolini prohibió a los pilotos italianos competir en Francia y en 1939 no se celebraron las Mille Miglia. Se intensificó la producción de motores para aviones y se comenzaron las obras de una nueva fábrica en Pomigliano d´Arco.

Cuando Italia entró en guerra, Alfa Romeo tropezó con todo tipo de problemas de organización. Cada vez resultaba más difícil encontrar proveedores y sus fábricas fueron bombardeadas en tres ocasiones, en 1940, 1943 y en 1944. Tras el último bombardeo, se detuvo prácticamente toda la actividad de fabricación en Portello. En 1945, la producción se reanudó paulatinamente y se fabricaron motores para barcos y aviones e incluso cocinas eléctricas, modernas y originales. También se retomó la fabricación de autos, como el atractivo 6C 2500 y el inoxidable 158 que en 1950 se convirtió en el 159, con unos cuantos cambios externos e importantes mejoras en el motor. Alfa Romeo había superado el trauma de la guerra y la victoria de Biondetti en las Mille Miglia se convirtió en el símbolo más firme de su renacimiento. La compañía volvió a desempeñar un papel decisivo y fabricó autos al máximo de su capacidad, así como una serie de modelos de edición especial del 2500, con carrocería de Pininfarina y Touring. En 1950, Alfa Romeo dio un giro de 180 grados tanto industrial como deportivo.

En los años cincuenta, Alfa Romeo se dedicó en cuerpo y alma a los autos de producción. La compañía se había marcado un doble objetivo: establecer la producción en cadena y rentabilizar sus éxitos en el terreno deportivo proporcionando productos con un rendimiento muy elevado. Fue un período de una creatividad tan intensa como acertada. El 1900 logró satisfacer a un mercado cada vez más exigente, mientras que el "escuadrón" de los 159 se hizo invencible y ganó el Campeonato del Mundo en 1950 y 1951. Muchos italianos todavía recuerdan el "panther" de la policía, una versión del 1900, con su inconfundible uniforme negro que Alfa Romeo vendió a las "Brigadas Voladoras" de la dirección general de la policía italiana a partir de 1953. Pero la joya más preciada de la compañía fue el Giulietta Sprint. En estos años se inició una tendencia que continuaría en el futuro: la colaboración entre centros de diseño de interiores y diseñadores de carrocería. Los autos que se siguen produciendo llevan el marchamo de "Fabricado en Italia". El estilo de Alfa Romeo marcó tendencia: junto a los autos de producción, también se fabricaron ediciones limitadas de modelos únicos creados por diseñadores de primera fila. En 1958, Alfa Romeo firmó un contrato con Renault para construir el sedán "Dauphine".

Alfa Romeo dejó de fabricar los grandes sedán y se centró en la fabricación de la gama Giulietta. Así aparecieron dos versiones de gran éxito: el SS, con cuerpo aerodinámico diseñado por Bertone, y el sedán de carreras SZ con la típica forma pastilla de jabón diseñado por Zagato. En 1960 comenzaron las obras de construcción de una nueva fábrica en Arese, que abrió sus puertas en 1963. El primer auto que se fabricó fue el Giulia, del que se vendieron más de un millón de modelos en distintas versiones. En 1964 se creó Autodelta a las órdenes de Carlo Chiti, que desarrolló autos de carreras tanto inspirados en modelos de fabricación como totalmente nuevos. Fueron años clave para Alfa Romeo, ya que consolidó tanto su imagen como su posición en el mercado. El Giulia GTA (Gran Turismo Alleggerita) se fabricó especialmente con puertas y capó de aluminio para participar en el Campeonato de Turismos de 1965. Era un modelo nuevo que sustituyó al spider. Está inspirado en las características mecánicas del Giulia y el cuerpo es de Pininfarina. Se trata del Duetto y su sorprendente forma ovalada de hueso de sepia.

El GTA destacaba en las competiciones de turismos, al igual que el 33 en las competiciones de deportivos, y los autos de producción se beneficiaron de estos éxitos deportivos. Se construyó la fábrica Alfasud en Pomigliano de Arco como parte del programa nacional de industrialización del sur. En 1970, Autodelta colaboró con McLaren para crear un motor 8V 3000 que se utilizaría en Formula 1. También es el año del Montreal, el sueño de Bertone para la Exposición Mundial de Canadá.

Los años setenta fue una época de altibajos para Alfa Romeo. Los problemas de gestión se alternaban con los éxitos deportivos. Este período estuvo condicionado por la situación económica de la compañía, que no podía hacer frente a la demanda del mercado. Además, se enfrentaba a la crisis energética que se abatió sobre el mundo. Sin embargo, los resultados que obtuvo en el ámbito deportivo fueron muy gratificantes, como por ejemplo la victoria en el Campeonato del Mundo de Fabricantes en 1975 con el 33 TT 12, un éxito que se repitió en 1977. Luraghi se marchó de Alfa Romeo en 1974 y con la llegada de Ettore Masaccesi en 1978 se presentó el nuevo programa de reestructuración, el segundo de este tipo después del que puso en marcha Ugo Gobbato en los años treinta. Su objetivo era introducir la compañía en las nuevas realidades de la economía y del mercado.

Alfa Romeo no pudo continuar su expansión al ritmo que mantuvo durante el mandato de Luraghi y tampoco el joint venture con el fabricante de autos japonés Nissan (A.R.N.A.: Alfa Romeo Nissan Automobili) para fabricar un nuevo auto dio los resultados que esperaban. En 1986, Finmeccanica vendió Alfa Romeo al Grupo FIAT, que lo incorporó a Lancia para formar un nuevo grupo llamado Alfa Lancia S.p.A., que comenzó a funcionar en 1989. Ese mismo año, el Centro Stile de Alfa Romeo se trasladó al polígono industrial de Arese: Adalberto dal Lago colaboró en el diseño del edificio y utilizo criterios cuyo objetivo era fomentar la creatividad así como una gestión racional por parte del departamento operativo.

La recuperación estaba al alcance de la mano: Se crearon nuevas gamas Alfa Romeo y la compañía intentó mantener su autonomía tecnológica, un factor inherente a la tradición de sus productos y su logotipo. En Formula 1, los años ochenta comenzaron con una revolución en los motores turbo y, además, comenzó a utilizarse la tecnología aeronáutica a la hora de diseñar y construir autos.

Esta década fue testigo del renacimiento de la compañía. La fábrica de Pomigliano d’Arco fabricó el 155, al que siguieron el 145 y el 146, mientras que en Arese se crearon los flamantes y arrolladores Spider y GTV. 1997 fue el año del 156, que fue elegido auto del Año de 1998. En 1998 se lanzó el 166, el nuevo buque insignia de la compañía. Lo que nos lleva hasta el año 2000, a las puertas del tercer milenio y al 147, que fue galardonado con el prestigioso título de auto del Año 2001.

Los últimos capítulos de la historia de Alfa Romeo están escritos en las carreteras de hoy en día. Pero el espíritu deportivo que siempre ha formado parte del ADN de Alfa Romeo vuelve a saltar a la palestra con la próxima y esperada versión GTA del Alfa 156 y el Sportwagen. La leyenda continúa.

Los últimos capítulos de la historia de Alfa Romeo están escritos en las carreteras de hoy en día.

Comenzando con la versión 5-puertas del Alfa 147, que ofrece una gran versatilidad y un acceso cómodo.

El 2002 se dedicó por completo a los GTA, con los modelos 156, Sportwagon y 147. El espíritu de Alfa Romeo también está presente en las renovaciones que se incorporaron en 2003 al Alfa 156, al 166, GTV y al Spider, autos que hacen de la conducción todo un placer sin olvidar la seguridad y el confort. Las estrellas de 2004 han sido los dos últimos modelos de Alfa Romeo: el audaz Alfa GT y el auto deportivo por excelencia, el Alfa Crosswagon Q4.


Artículos de automoviles

si quieres enviar tu artículo escribenos a info@10automoviles.com

 


10automoviles.com

Si quiere comentar o complementar los artículos, escribanos a info@10automoviles.com

 
info@10automoviles.com
© 2007 - 2013, www.10automoviles.com, Todos los derechos reservados. All rights reserved.
Una Realización de Internet Bogotá www.internetbogota.com

Bienvenido a nuestra red de portales de internet, lo invitamos a conocer más de nuestros sitios