10automoviles.com lo que esperabas sobre autos
10automoviles.com es un portal dedicado a los automoviles

 

Automoviles

Marcas y modelos, descripción e historia

Top 10, sección con historia, mas vendidos, mejor aceptado y mucho más.

Historia del automovil


Partes
Partes del automovil
Carburador

Sistema de dirección
Embrague
Frenos
Turbo cargadores
Sistema de inyección
LLantas

Consejos y mecánica
Todos los artículos

Tunning
Tunning de autos

Deportes en automovil
4x4

Accesorios
Aire acondicionado

Mantenimiento
Aceite para motores
Filtros

Compra y venta
Publique su carro
Todos los paises
Consejos para comprar

Ventajas de vender así

Glosario
siglas sobre automoviles


 

Chrysler

Cuando en 1908, en el auto show de Chicago, Walter P. Chrysler quedó prendado de lo que se convertiría en una obsesión, hasta fundar su propia empresa, no imaginó la serie de acontecimientos que marcaría la historia de los autos que llevan su marca, que no es otra que su propio apellido, costumbre por lo demás común en la industria.

A fuerza de armar y desarmar el primer auto que se compró, un Locomobile 1908, Chrysler fue descubriendo los secretos de la producción de ese medio que entonces consideró que marcaría el futuro del transporte.

En 1910 cuando Chrysler fue ascendido a gerente de planta de la American Locomotive Company, dejó su puesto para ir a trabajar con Charles Nash, apenas por la mitad de lo que era su salario en la ALCO.

Gracias a su conocimientos de mecánica y su capacidad de organización rápidamente convirtió a Buick en un eficiente productor de autos de calidad. El reconocimiento a su labor no se hizo esperar y para 1919 su salario se situaba alrededor del medio millón de dólares.

Antes de establecer su propia empresa, Chrysler deja a Buick. Contribuye a revivir la Willys-Overland, que gana fama con los autos Jeep. En 1921 es llamado por la acuciada Maxwell y Chalmers. Chrysler reduce los costos, mejora la calidad, y establece una efectiva política de mercadeo. El plan funciona, y Maxwell obtiene de nuevo ganancias.

Con los lineamientos generales dados por Walter P. Chrysler, tres hombres, Fred Zeder, Owen Skelton y Carl Breer tuvieron la misión de construir un auto que representara la reputación de Chrysler, y que además debía ser suficientemente cómodo para cinco pasajeros, económico tanto en los desplazamientos como para el mantenimiento , y porsupuesto debía ser un auto duradero y de alto desempeño.

La respuesta al reto fue contundente. El primer Chrysler, que debutó en el auto show de Nueva York en 1924, montó un motor seis cilindros de alta compresión con un radio de 4.7:1, capaz de desarrollar 68 caballos de potencia. Para detener semejante motor también hicieron falta frenos acordes. Los ingenieros montaron, como equipo estándar, frenos hidráulicos, los cuales habían sido usados por Duesemberg dos años antes. Estos frenos significaron el primer aporte técnico de Chrysler, pues el sistema de frenos mecánico que entonces usaban los autos debían ajustarse constantemente. El sistema adoptado por Chrysler daba una equilibrado presión a los frenos de todas ruedas y no había que ajustarlos. También este modelo incorporó como estándar los amortiguadores y una instrumentación completa en el tablero.

De los 80 mil autos que producía Maxwell, 32 mil eran Chrysler. En junio de 1925, después de tomar control de Maxwell, Walter Chrysler se convirtió en presidente de la compañía que producía autos con su marca.

En 1928, dos años después de ganar las 500 Millas de Indianápolis, el Chrysler Imperial estrenó us propio motor de más de 112 caballos de potencia. Ese año dos Chrysler culminan las 24 Horas de Le Mans en tercero y cuarto lugar, precedidos por el famoso “Blower” Bentley y un Stutz Bearcart.

La depresión forzó el cierre de muchos fabricantes, pero gracias a su diversificación, pues ya había comprado la empresa Dodge Brothers y había lanzado los económicos Plymouth y DeSoto, Chrysler sobrevivió a la tormenta.

En 1934 apareció el Airflow, un auto que reflejaba parte de los resultados de los estudios que hacía Carl Breer desde 1927 sobre la aerodinámica y en el cual se usó la jaula de seguridad para brindar mayor seguridad a los ocupantes del auto.

Desafortunadamente el auto no gustó, y rápidamente Chrysler puso a la venta nuevos modelos que incorporaron algunas de las innovaciones técnicas del Airflow, tales como un overdrive automático y un encendido más sencillo.

En 1935, tras sus numerosos éxitos, Walter P. Chrysler decidió jubilarse. En 1938, el mismo año en el que murió su esposa, Walter P. Chrysler se enfermó y al poco tiempo murió, a la edad de 65 años.

Tras este período de bonanza, en el que la empresa llegó a colocarse en segundo lugar, detrás de General Motors, llegó la II Guerra Mundial, de las instalaciones industriales comenzaron a salir tanques, camiones, aviones y otros materiales bélicos.

Los Town & Country sobrevivieron, y los acabados en madera de caoba convirtieron estos modelos en iconos. Arribaron nuevas innovaciones el Hydraguide o dirección asistida, el aire acondicionado, los frenos de disco en las cuatro ruedas y otros adelantos técnicos, pero destacó sobre todos la PowerFlite o transmisión automática.

Entre 1946 y 1948 no hubo mayores cambios y apenas ligeros cambios en los rediseñados modelos de 1949.

Comienzan los años 50. Con el motor Chrysler FirePower, la marca regresa a las competencias automovilísticas. En 1954 Lee Petty gana el campeonato Nascar conduciendo un Chrysler equipado con el FirePower, el mismo que montaron los Briggs Cunningham especiales en las competencias de Le Mans, donde arribaron en cuarto lugar en 1952, tercero y séptimo en 1953, y tercero y cuarto en 1954.

La aparición del Chrysler 300 en 1955 abrió el paso a los “muscle cars” de la marca, que con su evolución año tras año conformó la famosa serie identificada con letras. Algunas de las innovaciones del modelo 1957 fueron el sistema de suspensión Torsión-Aire que sustituyó las ballestas por las barra de torsión, control de crucero Auto Pilot, seguros de las puertas de accionamiento eléctrico, parabrisas curvo y la transmisión TorqueFlite a botones.

Al comenzar la década de los 60, el estilo de los modelos muestran un nuevo estilo. Aparecen las estilizadas “colas” a partir de 1962 y el Imperial del 64 tiene un radical nuevo look. Los desarrollos técnicos se concentraron en los autos con turbina, un experimento que llevó a la empresa a construir 50 unidades de este tipo, las cuales fueron sometidas a pruebas entre 200 clientes durante tres años, pero sin éxito.

Hasta el embargo petrolero de octubre de 1973, Chrysler gozó de uno de sus mejores años, pero al igual que los otros fabricantes norteamericanos en su oferta sólo tenía modelos grandes. Mientras los grandes modelos norteamericanos languidecían en los concesionarios, los compradores se decidían por los compactos importados.

Como su modelo compacto Chrysler sacó a la venta el Cordoba y como mediano el LeBaron, que redujo sus dimensiones. La industria norteamericana sufrió los embates de una década que comenzó con una crisis petrolera y culminó con una devastadora recesión en la que Chrysler sufrió las peores consecuencias.

En los 80 comienza el renacimiento de la empresa. Para vigorizar la marca, Chrysler lanza el Laser, un auto dirigido al público jóven, que estaba equipado con un turbocargador. Las mayores ventas fueron para el Fifth Avenue, que también le dio las mejores ganancias. Nace en esta década la plataforma K.

Los noventa es historia reciente: el boom de las minivan, los concept cars, los prototipos, el regreso del ·300, el lanzamiento del Neón y la fusión con Daimler, para formar Daimler-Chrysler.

 


Artículos de automoviles

si quieres enviar tu artículo escribenos a info@10automoviles.com

 


10automoviles.com

Si quiere comentar o complementar los artículos, escribanos a info@10automoviles.com

 
info@10automoviles.com
© 2007 - 2013, www.10automoviles.com, Todos los derechos reservados. All rights reserved.
Una Realización de Internet Bogotá www.internetbogota.com

Bienvenido a nuestra red de portales de internet, lo invitamos a conocer más de nuestros sitios