10automoviles.com lo que esperabas sobre autos
10automoviles.com es un portal dedicado a los automoviles

 

Automoviles

Marcas y modelos, descripción e historia

Top 10, sección con historia, mas vendidos, mejor aceptado y mucho más.

Historia del automovil


Partes
Partes del automovil
Carburador

Sistema de dirección
Embrague
Frenos
Turbo cargadores
Sistema de inyección
LLantas

Consejos y mecánica
Todos los artículos

Tunning
Tunning de autos

Deportes en automovil
4x4

Accesorios
Aire acondicionado

Mantenimiento
Aceite para motores
Filtros

Compra y venta
Publique su carro
Todos los paises
Consejos para comprar

Ventajas de vender así

Glosario
siglas sobre automoviles


 

Ford

Marca: Ford
Pais de Origen: Estados Unidos
Año de Inicio de actividades: 1903
 
Modelos más representativos Año
Ford DT  
Ford Ecosport  
Ford Escape  
Ford Expedition  
Ford Explorer  
Ford f 150  
Ford Festiva  
Ford Fiesta  
Ford Focus  
Ford Fusion  

Ford Granada/Escorpio

 

Ford Mondeo

 

Ford Streetka

 

Ford T

 

Ford Taurus

 

Ford Transit Connect

 

Ford Motor Company es una empresa constructora de autos fundada por Henry Ford en Dearborn, Michigan 16 de junio de 1903. En la actualidad Ford tiene plantas de construcción en muchos países del mundo, y crea autos para diferentes países basándose en gustos territoriales.

Henry Ford no alcanzó el éxito hasta su tercer proyecto empresarial, lanzado en 1903: la Ford Motor Company, fundada junto con otros 11 inversores y con una inversión inicial de 28.000 dólares estadounidenses. En un auto de reciente diseño, Ford hizo una exhibición en la cual el auto cubrió la distancia de una milla en el lago helado de St. Clair en 39,4 segundos, batiendo el récord de velocidad en tierra. Convencido por éste éxito, el famoso piloto de autos Barney Oldfield, que llamó a este modelo de Ford "999" en honor a uno de los autos de carreras de la época, condujo el auto a lo largo y ancho del país, haciendo que la nueva marca de Ford fuese conocida en todo Estado Unidos.

Ford también fue uno de los primeros impulsores de las 500 millas de Indianápolis. Ford asombró al mundo en 1914 ofreciendo un salario a sus trabajadores de 5 dólares al día, que en esa época era más del doble de lo que cobraban la mayoría de estos empleados. Esta táctica le resultó inmensamente provechosa cuando los mejores mecánicos de Detroit comenzaron a cambiarse a la empresa Ford, trayendo con ellos su capital humano y experiencia, incrementando la productividad y reduciendo los costes de formación. Ford lo denominó "motivación salarial". El uso de la integración vertical en la compañía también resultó muy útil, cuando Ford construyó una fábrica gigantesca en la que entraban materias primas y salían autos terminados.

Proyecto de la compañía consistía en fabricar autos sencillos y baratos destinados al consumo masivo de la familia media americana. Hasta entonces el auto había sido un objeto de fabricación artesanal y de coste prohibitivo, destinado a un público muy limitado. Ford puso el auto al alcance de las clases medias, introduciéndolo en la era del consumo en masa.

También se preocupó de instaurar una publicidad masiva en Detroit, asegurándose de que en cada periódico apareciesen historias y anuncios sobre su nuevo producto. Su sistema de concesionarios locales permitió que el auto estuviese disponible en cada ciudad de Norte América. Por su parte, empresarios fueron enriqueciéndose y ayudaron a publicitar la idea misma del automovilismo, comenzando a desarrollarse los clubes automovilísticos para ayudar a los conductores y para salir más allá de la ciudad. Ford estaba encantado de vender a los granjeros, que miraban el vehículo como un invento más para ayudarles en su trabajo.

Las ventas se dispararon. Durante varios años se iban batiendo los propios records del año anterior. Las ventas sobrepasaron los 250.000 autos en 1914. Por su parte, siempre a la caza de la reducción de costes y mayor eficiencia, Ford introdujo en sus plantas en 1913 las cintas de ensamblaje móviles, que permitían un incremento enorme de la producción. Dicho método, inspirado en el modo de trabajo de los mataderos de Detroit, consistía en instalar una cadena de montaje a base de correas de transmisión y guías de deslizamiento que iban desplazando automáticamente el chasis del auto hasta los puestos en donde sucesivos grupos de operarios realizaban en él las tareas encomendadas, hasta que el auto estuviera completamente terminado. El sistema de piezas intercambiables, ensayado desde mucho antes en fábricas estadounidenses de armas y relojes, abarataba la producción y las reparaciones por la vía de la estandarización del producto.

Si bien se le suele dar el mérito a Ford por esta idea, las fuentes contemporáneas indican que el concepto y su desarrollo partió de los empleados Clarence Avery, Peter E. Martin, Charles E. Sorensen y C.H. Wills. Para 1916 el precio había caído a 360 dólares por el auto básico, llegando las ventas a la cifra de 472.000.

Para 1918 la mitad de los autos en América eran el modelo T de Ford. Ford escribió en su autobiografía que "cualquier cliente puede tener el auto del color que quiera siempre y cuando sea negro". Hasta la invención de la cadena de ensamblaje, en la que el color que se utilizaba era el negro porque tenía un tiempo de secado más corto, sí que hubo Ford T en otros colores, incluyendo el rojo. El diseño fue fervientemente impulsado y defendido por Henry Ford, y su producción continuó hasta finales de 1927. La producción total final fue de 15.007.034 unidades, récord que se mantuvo durante los siguientes 45 años.

La fabricación en cadena, con la que Ford revolucionó la industria automovilística, era una apuesta arriesgada, pues sólo resultaría viable si hallaba una demanda capaz de absorber su masiva producción; las dimensiones del mercado estadounidense ofrecían un marco propicio, pero además Ford evaluó correctamente la capacidad adquisitiva del hombre medio estadounidense a las puertas de la sociedad de consumo. Siempre que existiera esa demanda, la fabricación en cadena permitía ahorrar pérdidas de tiempo de trabajo, al no tener que desplazarse los obreros de un lugar a otro de la fábrica, llevando hasta el extremo las recomendaciones de la «organización científica del trabajo» de Frederick W. Taylor.

Cada operación quedaba compartimentada en una sucesión de tareas mecánicas y repetitivas, con lo que dejaban de tener valor las cualificaciones técnicas o artesanales de los obreros, y la industria naciente podía aprovechar mejor la mano de obra sin cualificación de los inmigrantes que arribaban masivamente a Estados Unidos cada año. Los costes de adiestramiento de la mano de obra se redujeron, al tiempo que la descualificación de la mano de obra eliminaba la incómoda actividad reivindicativa de los sindicatos de oficio (basados en la cualificación profesional de sus miembros), que eran las únicas organizaciones sindicales que tenían fuerza en aquella época en Estados Unidos. Al mismo tiempo, la dirección de la empresa adquiría un control estricto sobre el ritmo de trabajo de los obreros, regulado por la velocidad que se imprimía a la cadena de montaje.

En cambio la reducción de los costes permitió a Ford elevar los salarios que ofrecía a sus trabajadores muy por encima de lo que era normal en la industria estadounidense de la época: con su famoso salario de cinco dólares diarios se aseguró una plantilla satisfecha y nada conflictiva, a la que podía imponer normas de conducta estrictas dentro y fuera de la fábrica, vigilando su vida privada a través de un «Departamento de Sociología». Los trabajadores de la Ford entraron, gracias a los altos salarios que recibían, en el umbral de las clases medias, convirtiéndose en consumidores potenciales de productos como los autos que Ford vendía; toda una transformación social se iba a operar en Estados Unidos con la adopción de estos métodos empresariales.

El único hijo de Henry Ford, Edsel, asumió la presidencia de la compañía en 1919 y estuvo a su cargo hasta 1943, año en que murió prematuramente de cáncer a la edad de 49 años.

Henry Ford retomó la presidencia sólo durante dos años más, ya que se retiró poco después de que terminara la II Guerra Mundial. Entonces, su nieto Henry Ford II le sucedió como Presidente de la Compañía a la temprana edad de 28 años, y estuvo en el cargo hasta 1980. Y no defraudó a su abuelo. La combinación de un fuerte liderazgo y una poderosa imaginación guió a Ford en la realización de la transición de un negocio familiar a una moderna sociedad anónima.

Desde el principio, el componente humano ha sido siempre el centro de la política de la compañía además está reconocida como una de las principales escuelas empresariales del mundo y la calidad de su formación en administración no tiene parangón.

Los europeos siempre han desempeñado un papel importante en el desarrollo de Ford Motor Company. En los primeros años, Josef Galamb, de origen húngaro, desempeñó un papel decisivo en el desarrollo del Modelo T, mientras que Danes William Knudsen y Charles Sorensen, eran los socios de producción en los que más confiaba Henry Ford cuando la fabricación en serie aún estaba en pañales. Más recientemente, en 1993, Alex Trotman, ahora Lord Trotman, se convirtió en el primer Presidente de Ford nacido en Europa y, en la actualidad, Sir Nick Scheele y David Thursfield, ambos británicos, ocupan cargos destacados en la compañía, como Presidente de Ford Motor Company y Vicepresidente de Operaciones Internacionales y Compras Globales, respectivamente.

Ahora, una nueva generación de la familia Ford dirige la compañía, y son las responsabilidades tanto sociales como medioambientales las que ocupan un lugar destacado entre las prioridades de William Clay Ford Jr, bisnieto de Henry Ford, que accedió a la presidencia en 1999:

Al llegar a nuestro centésimo aniversario, queremos seguir proporcionando movilidad al mundo fabricando grandes productos accesibles en todos los sentidos de la palabra: económico, ecológico y social. Crear y mantener una libertad de movimiento para todos honrará nuestro pasado y asegurará nuestro futuro".

La familia de autos Ford ha sorprendido repetidas veces al mundo entero: El Ford Granada/Escorpio se hizo con el codiciado trofeo al auto Europeo del Año en 1986 y el Ford Mondeo, en 1994, y el Ford Focus, en 1999, repitieron esta hazaña. La Ford Transit Connect acaba de ganar el Premio a la Furgoneta Europea del Año y los autos Ford siguen recibiendo elogios en todo el mundo.

En el 2002, el Ford Streetka reinventó la diversión de los descapotables biplaza con unos resultados sorprendentes y ese mismo año el Ford Fusion creó una nueva variedad de autos urbanos resistentes al tiempo que versátiles.

Bill Ford, Consejero Delegado de Ford Motor Company y bisnieto de Henry Ford, dio a conocer el prototipo Ford DT en el Salón del auto de Detroit de 2002. Tras una acogida sumamente favorable, la empresa anunció que comenzaría su producción en pocas semanas como parte de las celebraciones de su Centenario.

En este año del Centenario de Ford también está en camino un nuevo y orgulloso miembro de la familia Ford Focus: el Ford Focus C-MAX. Con miras a la forma de vida del siglo XXI, el Ford Focus C-MAX, con su excepcional manejabilidad, extremada versatilidad y elegante diseño, causará un gran revuelo dentro del sector de los autos multiactividad.


Artículos de automoviles

si quieres enviar tu artículo escribenos a info@10automoviles.com

 


10automoviles.com

Si quiere comentar o complementar los artículos, escribanos a info@10automoviles.com

 
info@10automoviles.com
© 2007 - 2013, www.10automoviles.com, Todos los derechos reservados. All rights reserved.
Una Realización de Internet Bogotá www.internetbogota.com

Bienvenido a nuestra red de portales de internet, lo invitamos a conocer más de nuestros sitios